Sistema endocannabinoide y el CBD

Para hablar de los beneficios del cannabis y en particular del CBD, es necesario comprender como interactúa en nuestro cuerpo. Y es que esta sustancia es más que una simple droga, como erróneamente muchos se empeñan en creer.

El CBD posee múltiples propiedades de las que podemos beneficiarnos gracias al sistema endocannabinoide o ECS (Endocannabinoid System), un complejo de comunicación intercelular que interactúa con el cerebro y otras regiones del organismo. Mediante sus poderosas conexiones, los procesos metabólicos y tareas biológicas se mantienen en óptimo funcionamiento.

¿Qué partes componen el sistema endocannabinoide?

Hay tres componentes que forman parte de este sistema:

  • Endocannabinoides. Sustancias neurotransmisoras producidas por el cuerpo, para regular el ECS.
  • Receptores cannabinoides. Son proteínas que reaccionan a los endocannabinoides y fitocannabinoides, transmitiendo su información al resto del organismo.
  • Enzimas. Encargadas de la síntesis y descomposición de los cannabinoides.

En cuanto a los receptores cannabinoides, existen dos principales a destacar:CB1

Circulan por el cerebro, el hipocampo, el cerebelo, la corteza cerebral, el hipotálamo, la amígdala y los ganglios basales; dichas áreas se encargan de regular los procesos mentales y fisiológicos del organismo, tales como las respuestas emocionales, la coordinación motriz, la memoria y el apetito.

Los receptores CB1 nos ayudan a atenuar el dolor, transportar las células madre y facilitar el desarrollo de las neuronas.CB2

Se hallan en el sistema nervioso y el sistema inmunológico, así como numerosos órganos: bazo, hígado, intestino, riñones, huesos, corazón, vasos sanguíneos, glándulas endocrinas, células linfáticas y regiones reproductoras. Poseen funciones antiinflamatorias e inmunológicas.

Los receptores CB2 tienden a manifestarse ante el daño cerebral, ya sea ocasionado tras algún accidente o por trastornos degenerativos.

¿Dónde se ubica el sistema endocannabinoide?

El ECS se distribuye por nuestro cuerpo a través del sistema nervioso central y periférico. Podemos encontrar sus receptores en distintos tejidos, órganos, células y glándulas, con excepción del bulbo raquídeo.

¿Cómo funciona el sistema endocannabinoide?

El ECS se desempeña mediante la interacción de sus receptores y endocannabinoides. 

Al acceder a los receptores cannabinoides contenidos en la membrana celular, los endocannabinoides activan los cambios necesarios en las células que estimulan múltiples procesos fisiológicos (dormir bien, enfrentar virus y bacterias, tener buen ánimo, recordar, etc).

Todo esto ocurre de manera natural.

Los fitocannabinoides presentes en el CBD desempeñan el mismo papel de los endocannabinoides, potenciando la acción del ECS.

¿Para qué sirve el sistema endocannabinoide?

El ECS interviene en varios de los procesos básicos del organismo. Su principal función consiste en regular la homeostasis, es decir, el equilibrio del ambiente interno de nuestro cuerpo, pese a las condiciones exteriores.

Dicho mantenimiento abarca los siguientes factores:

  • El desempeño del metabolismo
  • La memoria
  • Los ciclos del sueño
  • La autonomía del sistema nervioso
  • Los refuerzos del sistema inmune
  • La resiliencia ante problemas como ansiedad y estrés
  • La reproducción femenina
  • La capacidad para regular la temperatura
  • El apetito y el humor
  • La sensibilidad al dolor

Si es un sistema tan increíble, ¿por qué nunca había oído hablar de él?

El descubrimiento del ECS como un aparato vital del cuerpo humano, es prácticamente una novedad.

Las primeras evidencias del sistema endocannabinoide surgieron en los años 90, mientras se investigaban los efectos del cannabis y sus componentes. 

Los investigadores observaron que los receptores cannabinoides se hallaban de manera abundante en el cerebro, dejando al descubierto la capacidad de nuestro organismo para producir dichas sustancias de forma natural.

Recién en 1992 se descubrió el primer cannabinoide natural: la anandamida, llamada entonces por los científicos “la molécula de la felicidad”. A día de hoy, el sistema endocannabinoide sigue siendo objeto de estudio para el desarrollo del bienestar de las personas.

Gracias a los acontecimientos anteriores, hoy en día podemos consumir numerosos productos cannabicos de manera segura y eficiente para la salud.

¿Cómo afecta el CBD al sistema endocannabinoide?

Todos poseemos nuestro propio ECS y se mantiene en funcionamiento aún si nunca has probado el cannabis.

Las sustancias cannabinoides como el CBD reactivan y estimulan sus receptores. Mediante su interacción es posible optimizar los endocannabinoides presentes en el organismo, ralentizando su descomposición y mejorando sus funciones habituales.

Es así como nos beneficiamos al instante con las propiedades contenidas en los productos cannabicos, tales como la relajación, el buen humor y la disminución de dolencias físicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *